Newborn MacGyver por 30 minutos…

Se acuerdan de mi post anterior? Era la primera parte de mi viaje a California. Este es un paréntesis, una parada (de hecho la primera) en el primer tramo largo del roadtrip que hice con Roberto hace unas semanas. Breve resumen: íbamos de Los Ángeles a San Francisco y decidimos hacer una parada en San José, para visitar y dormir en la casa de una tía mía que no veía desde que se fue a vivir a USA, muchos años.

Llegamos ya de noche, solo nos dió tiempo para ponernos al día acompañados por un vinito para luego descansar porque la manejada hizo el día muy largo. Mi tía había sido abuela 10 días antes de nuestra llegada, ¡¿cómo no iba a hacerle una sesión (o intento de ella) al bebé que además era una preciosura?!.

Me ofrecí a improvisar a la mañana siguiente, algo muy rápido y sencillo, en la cama nomás. Lo único profesional que había traído conmigo fue la cámara y un lente.

Siempre me gustó mucho la luz en gringolandia, he hecho por allá otras sesiones pero nunca un recién nacido (solo en talleres). La luz es increíble, y aunque no era la luz ideal me sorprendí con la capacidad (que me salió de la nada) de convertir literalmente #cualquiercosa en una herramienta para posar al bebé, fui MacGyver por un rato.

 Le digo a Mila, mi tía (en la foto): ¨ya, tráeme todas las mantas bonitas que tengas¨

– ¨Solo tengo las del avión!¨ (emoticon de PLOP)

Hmmmm…. calefacción? felizmente, eso sí tenía. Leche también. Baby Jayce era un santo y solo durmió buenazo mientras yo hacía mis maromas.

Definitivamente la chamba es otra, no es lo mismo trabajar con mi paleta de miles de colores al frente, con todos mis props, luces, gorritos, etc. en mi estudio que sin absolutamente nada de lo que uso para hacer estas sesiones. Siempre hay un riesgo enorme de que al no tener las herramientas más prácticas (todas las tengo en el estudio, TODAS!) las poses no salgan o no salgan bien o todo sea más difícil y la sesión más larga. Tuvimos suerte con este bien portado nuevo residente californiano.

El colchón de la cama no te da la forma que te da el puff que utilizo para hacer las sesiones normalmente, pero se defiende.

Estas tomas duraron 20 minutos y como les digo, no fueron perfectas pero creo que fueron hermosas. Yo realmente me puedo pasar horas perfeccionando una pose, pero esta vez no tenía mucho tiempo, teníamos que seguir con el roadtrip hasta San Francisco porque nos esperaban para almorzar.

Lo más lindo fue hacerle fotos a mi primito (que en realidad es mi tio – y mi tía es mi tía abuela-) un papá súper joven pero absolutamente responsable, cuidadoso, comprometido y amoroso con su hijito. Además, si papá está chapado, fotos piel con piel 🙂 se ve lindo el contraste de tamaños.

Sorry por la hermosa calidad de estas fotos de backstage de cel (obviamente no era mi Sony Xperia jeje :p). Y lo que me imagino que están queriendo ver ahora es el resultado. Tomé muchas fotos pero aquí van las 5 mejores, con ustedes baby Jayce:

aquí le cambié el color un poco al fondo para que tengan variedad
con su mantita del avión jeje
Proud Dad
y no podía faltar la abuela chocha (súper jóven, lo sé)

Terminamos las fotos y el viaje siguió… la próxima semana se viene la parte II de este viaje tan especial! Gracias por leerme hoy!

 

 

 

 

 

More about Alexandra

7 Comentarios

    1. Buenísimas las fotos! Como en los comienzos, usando lo q había en las casas. Cada bebe un desafío 💜

    1. Lovely!!…what a professional, you just need a camara and your talent to create the magic.

    1. Lovely!!…what a professional, you just need a camara and your talent to create the magic.

    1. Eres una trome..con o sin implementos eres trome…
      .te salieron preciosas las fotos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
      felicidades!!!

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *