Leo, Leo, ya te veo.

Dicen que los amigos que hacemos en la universidad, son para toda la vida. Quien dijo esto no se equivoca, y aunque aún no termina mi vida como para poder sacar cuentas, la amistad que tengo con Ximena, la protagonista de esta historia,  pronostica un clásico ¨BF4E¨.

Esta sesión fue hace pocos días cuando estaba embarazada de Leo. <Estaba> porque ya no lo está. Leo nació ayer por la noche, el mismo día que yo viajé de Virginia hacia Lima, un poco triste por no haberlo podido conocer ni haberle podido hacer su sesión de newborn. Una sesión que ambas esperabamos con mucha ilusión.

Les voy a contar un poquito, Xime encontró el amor en…. su hermanastro! jajaja no se alarmen. Se conocen hace un par de años nada más, una de esas historias que suenan locas pero realmente son solo inéditas coincidencias del destino. La mamá de Xime, Charo (una de mis tias – mamás de amigas- favoritas) hace poco se reencontró con el hermano de su mejor amiga del colegio, se enamoraron, se casaron y se fueron a vivir a USA felices para siempre. Mauricio y XImena, los hijos de cada uno respectivamente, se conocen y no se despegan nunca más. Se casaron también y Leo llegó al toque!

Yo viajé a Washington especialmente para conocer a Leo y tomarle su sesión de Newborn. Aproveché y visité a mis tios Lucho y Rodolfo. Aprovechando también las lindas locaciones de gringolandia en verano, hice otra sesión de fotos a una familia. Y aproveché también en viajar acompañada de Roberto, mi novio. Familión pa´Virginia.

Paseamos, comimos, compramos, montaña rusa por aquí, piscina y sol por allá… pero Leo no salía como mamá esperaba (parto natural). Llegó mi último día (y el del papá de Xime que también fue para el nacimiento) y nada… No quedó más que despedirme con la esperanza de que en 7 meses lo conocería en Lima, este chiquito estaba muy cómodo ahí adentro.

Ayer, 7am, internan a Xime para inducirle el parto. Horas de horas de labor y tampoco salía. Estaba más que cómodo, estaba rechonchito! Así que no quedó más que cortar. Y así fue como leo llegó con 4.8 kilasos al mundo, se hizo esperar.

Como jugando, un día de paseo saqué algunas fotos con Xime, su panzotota a punto de estallar y Mauricio. Babean el uno por el otro y creo que al ver las fotos lo van a sentir. Este es mi regalo para ellos en un momento tan especial. Pronto voy a tener a este chanchito por casa para sacarme el clavo con sus fotos, 7 meses pasan volando. <3

   

More about Alexandra

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *